La Casa de Francia

El n°42 Calle las Damas y su historia

Patio del n° 42 Calle Las Damas, Embajada de Francia
El n° 42 Calle Las Damas, Embajada de Francia
Entrada del n° 42 Calle Las Damas, Embajada de Francia

La ciudad colonial de Santo Domingo y la « calle Las Damas »

Situada en la desembocadura del río Ozama, la ciudad colonial de Santo Domingo es a menudo descrita como el punto de partida de la historia del « nuevo mundo ». Fundada por Bartolomé Colón el 5 de agosto de 1496, la ciudad colonial fue designada por la corona española como la sede de la administración del « nuevo mundo ». A solo algunos pasos de la antigua Plaza mayor ahora rebautizada Parque Colón, la calle Las Damas fue una de las primeras arterias de la ciudad. Uniendo la Fortaleza Ozama con la Plaza de España, sede del palacio (Alcázar) del virrey Diego Colón, esta calle debe su nombre a las damas elegantes de la aristocracia española que se paseaban al final de la tarde en trajes de gala.

Los célebres ocupantes del No. 42 de la Calle Las Damas

La calle Las Damas abrigaba las viviendas de personalidades importantes de la colonia. Construida a principios del Siglo XVI, la elegante casa del No. 42 tuvo como primer propietario a Nicolás de Ovando. Nombrado gobernador de las « indias occidentales » por la corona española, él fue destituido de sus funciones y llamado a Madrid luego del trato cruel y brutal de los autóctonos.

El n° 42 Calle Las Damas, Embajada de Francia - JPEG

Varios años después la casa se convirtió en la vivienda de Hernán Cortés, el más célebre de los conquistadores españoles. Nacido en el seno de una familia hidalga pero no acaudalada, apasionado por los relatos sobre el nuevo mundo, él se embarcó en el 1504 con solamente 19 años para la isla La Hispaniola. Luego de siete años, pasó a ejercer varios oficios (desde agricultor hasta notario). Su afición por la aventura lo llevó a participar en el 1511, junto a Diego Velásquez, en una expedición para conquistar la isla de Cuba. El pasó allí varios años antes de lanzarse en la conquista de América continental. La legenda cuenta que fue desde su casa No. 42 de la calle Las Damas que él elaboró su plan de conquista del imperio azteca.

Luego de haber sido adquirida por el aristócrata español Hernando de la Vega que nunca la habitó, la casa fue vendida a Gonzalo Fernandez de Oviedo, célebre cronista de las Indias occidentales. Este escritor, viajero y militar que fue un tiempo jefe de la fortaleza de Santo Domingo, dio a conocer el « nuevo mundo » al público europeo. Sus Historia general e Historia natural de las Indias fueron las primeras en describir en Europa los juegos de los Amerindios (como el juego del bate, muy cercano del actual baseball) y de objetos misteriosos tales como las hamacas, el tabaco o las piñas.

En el transcurso del Siglo XIX, este prestigioso edificio se convirtió en la sede de varias administraciones gubernamentales. Renovada en el 1917, la casa acogió sucesivamente el Banco Nacional de Santo Domingo, el Catastro (1932) y la Dirección General de Impuestos (1950).

JPEG - 4.6 MB
Entrada del n° 42 Calle Las Damas, Embajada de Francia
(JPEG - 4.6 MB)

En el 1978, como expresión de la amistad entre la República Dominicana y Francia, la casa fue puesta a disposición de Francia por el Gobierno dominicano. Convertida en « Casa de Francia », la bella vivienda del número 42 de la calle Las Damas acogerá en lo sucesivo la Embajada de Francia, que consta además de varios salones de exposición y de una sala de proyección. Muchos eventos culturales son organizados durante el año.

Una joya de la arquitectura colonial

Detrás de una fachada de influencia gótica isabelina y dos pisos de salones coloniales de una arquitectura típica del Siglo XVI, hay un espléndido patio interior plantado con grandes árboles de mango y refrescado por una fuente. Los varios puntos comunes arquitecturales entre la Casa de Francia y el Museo de las Casas Reales le hacen pensar a los expertos que ambas construcciones fueron concebidas por el mismo arquitecto. Este espléndido edificio es una muestra tangible de los primeros años del descubrimiento del « nuevo mundo » y del encuentro entre Europa y América.

Patio del n° 42 Calle Las Damas, Embajada de Francia - JPEG

Ultima modificación 29/11/2016

haut de la page