Editorial - febrero 2021 [fr]

¿Desechos por doquier, o como vivir sin contaminar?

Para cualquier persona preocupada por el medio-ambiente, y los hay, encontrar pistas para reducir la producción de desechos podría ser un gran desafió.
Esta es la reflexión que hacía ayer, atrapado otra vez en un tapón, pero esta vez justo detrás de un pequeño camión de basura, lleno de bolsas de todo tipo.

Las previsiones estiman que el volumen de desechos podría crecer un 20 % en Francia, para el año 2040. Dicho así, se podría continuar tirando las botellas de plástico por la ventana, porque eso no es tan significativo, 20 %. Solo un informe en «la economía circular competitiva». Por el contrario, cuando usted va a la playa y ve las decenas de botellas de plástico, pedazos de gomas o de chancletas, ahí se da cuenta de la seriedad del asunto.

«En la continuidad de la ley anti-desperdicios votada a principios de 2020, el pasado presidente de Suez fue encargado por el gobierno para evaluar las capacidades de tratamiento de desechos necesarios en este contexto. Con medidas estructurales fuertes, la curva puede ser revertida, pero el volumen a tratar – hoy día muy ligado al PIB – se mantendrá consecuente, en el orden de 120 millones por año», de acuerdo al documento.

Escuchamos por ahí que “Las temperaturas podrían aumentar fuertemente a finales del siglo” (Sacha Nelken de Libération): “de aquí a final de siglo, los veranos en Francia podrían bien convertirse en sinónimos de sufrimiento”. Meteo France publicó el lunes (1ero.de febrero) nuevas proyecciones climáticas “para la metrópolis en el siglo XXI” las cuales muestran que las temperaturas mínimas podrían aumentar fuertemente en el periodo 2070-2100. Altas que pudieran alcanzar más de 6 °C con relación al periodo de 1975-2005, según el escenario más alarmista.

JPEG

“Todas las observaciones recogidas en la escala planetaria confirman actualmente una aceleración sin precedente del cambio climático y las consecuencias de este descontrol se multiplican. […] Francia no está a salvo”, indica la PDG de la Meteo France, Virginie Schwarz. Las olas de calor que se hacen largas, noches tropicales en el norte del país, lluvias intensas, como en la República Dominicana...y como se hace poco o muy poco para controlar las emisiones de gas, en efecto, esta cuadro extremo indicado por la Meteo France se convertirá en una realidad.

Frente a este desafío, Francia será voluntarista, realista e incisiva cuando sea necesario gracias al Fondo Verde cuyo copresidencia comparte con Mexico todo el año 2021:

Francia reafirma y desea que todos los países contribuyentes y beneficiarios hagan lo mismo, el rol central de Fondos verde para alcanzar los objetivos del Acuerdo de Paris. Es un momento clave para el futuro del Fondo Verde y se necesitara cooperación para darle inicio a las reformas necesarias para su perpetuación.

El Fondo Verde es una herramienta indispensable para la financiación climática, pues tiene la capacidad de tomar los riesgos que cualquier otra institución financiera no quiere tomar. Si los bancos de desarrollo, nacionales y multilaterales, desempeñan un papel fundamental, el Fondo Verde es el único fondo capaz de intervenir con todos los instrumentos financieros necesarios y de trabajar con todos los equipos participantes. Se puede también posicionar como pionero en ciertos proyectos tomando riesgos que no estarán acogidos por otras instituciones.

El Fondo Verde debe ser una herramienta al servicio de las necesidades de los países en desarrollo, principalmente aquellos que tienen mayor necesidad de reducir sus emisiones y luchar contra los efectos del cambio climático. Asimismo, debe garantizar a los países contribuyentes una utilización eficaz de los fondos que se les confían.

JPEG

Francia es consciente de los desafíos a los que se enfrenta el Fondo Verde para continuar su crecimiento y desea ayudarle a superarlo. Para ello solicita el apoyo de los países miembros del Consejo. De igual forma, que no pase desapercibido el trabajo de la Republica Dominicana en la protección de las zonas húmedas el 2 de febrero, en el marco del Día mundial de las zonas húmedas, que conmemora la firma de la convención Ramzar, en Irán, en 1971. El ministro Orlando Jorge Mera ha recordado la importancia de estos ecosistemas en la preservación de la biodiversidad y el equilibrio de las especies animales y vegetales.

En conclusión, solo queda educar a las personas que no son de todo conscientes de la fragilidad de estos equilibrios, con el fin de no encontrar más desechos plásticos en nuestros viajes a los ríos, a lo largo de la costa o en nuestros campos.

Ultima modificación 13/10/2021

haut de la page